Educar para la alegría

6 de marzo de 2016

Marcela Gesica Bravo Portocarrero. Villa Regina, Argentina. Centro de Educación Técnica N° 18
IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la cultura científica.
Reportaje sobre Interdisciplinariedad, desde la mirada de docentes con responsabilidades directivas en la provincia de Rio Negro (Argentina) respecto de su aplicación, alcances y limites en la actualidad.

INTRODUCCIÓN:

En los años transcurridos ( más de 24) de mi trabajo como docente, vicedirectora y directora en diferentes establecimientos de educación secundaria en esta provincia, aporto con este trabajo (reportaje) la mirada actual de docentes que desde hace algún tiempo y hoy se encuentran desempeñando funciones directivas, en el sector educativo de nivel secundario en una parte de la Provincia de Rio Negro, como un aporte a la actual situación de la actividad Interdisciplinaria.

El reportaje se desarrolla a partir de entrevistas orales a cuatro docentes y especialistas en educación que se desempeñan en esta provincia: COSTANTINO, Silvia; profesora de matemática, hoy secretaria de nivel medio en el sindicato (Unión de Trabajadores de la Educación de Rio Negro;UnTER) habiéndose desempeñado como coordinadora de área, Vicedirectora, Directora y Supervisora de la zona I Valle Medio (Choele-choel – Pomona) con 14 centros secundarios a su cargo. LENZI, Sandra; profesora de Matemática, Directora del Centro de Educación Media N° 56 de la localidad de General Enrique Godoy. LOPEZ, Soledad; profesora en ciencias de la educación, desempeñándose actualmente como técnico-pedagoga del equipo técnico de apoyo pedagógico (ETAP). NERVO, José; profesor en ciencias jurídicas y contables, Director titular del C.E.M N° 56, integrante de la comisión Curricular Mixta de Educación Secundaria y Secretario de nivel medio de la seccional Villa Regina UnTER.

Dentro de la historia de la educación, esta provincia al igual que la Nación ha pasado por diferentes etapas en lo que corresponde a políticas educativas.

La Interdisciplinariedad, es un concepto que ha tomado relevancia cuando se comenzó a pensar en un cambio de paradigma en la educación, esto sucede especialmente desde 1986 en adelante. Entre los años 1988 a1995 aparece un nuevo diseño curricular para el Ciclo Básico Unificado (CBU- Res. 984/86) para dar soporte de acompañamiento a casos aislados de dificultad en el aprendizaje, también aparece el servicio de apoyo técnico (S.A.T.). Posteriormente con la emisión de la Resolución N° 1452/2004 del Consejo Provincial de Educación, se reestructuran y aparecen los “Equipos técnicos de apoyo pedagógico” (E.T.A.P.) en 1996, dando cumplimiento a uno de los principales objetivos de la Ley Nacional de Educación (N° 26.206) que sugiere asegurar una educación de calidad que garantice la integración mediante el desarrollo de todas las dimensiones de la persona, recomienda elaborar estrategias de acceso y orientación para el apoyo en la deficiencia y dificultades de aprendizaje que van en ascenso en estudiantes de nivel secundario, también la Ley aconseja acciones interdisciplinarias que permitan el análisis, orientaciones y asesoramiento a las problemáticas educativas que inciden en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Gracias a las controversias suscitadas, en la aplicación y desarrollo de las funciones de los ETAP. PEÑUELA VELÁZQUEZ, A (2005. La transdisciplinariedad. Más allá de los conceptos, la dialéctica, en: Andamios, 1(2): 43-77). Hace una investigación (en 8 zonas supervisabas de la provincia) sobre Interdisciplinariedad producto de la práctica concreta, desde los supuestos éticos epistemológicos y teóricos, tanto en sus alcances como en sus límites, de donde concluye que:

  • Desde la mirada de los equipos técnicos son variados los enfoques: a) existe confusión de interpretación entre trabajo interdisciplinar con el encuentro de equipo; b) definen el alcance de sus funciones como prácticas compartidas o como transferencia de información y c) se confunde trabajo en equipo de varias profesiones con el trabajo interdisciplinario.
  • Tratándose de los límites de acción, establecen tres dimensiones en coexistencia que son: organizacional, temporal y grupal. En la parte Organizacional, existe una fragmentación tanto en los recursos, los turnos de trabajo y la inestabilidad de los cargos; en la parte Temporal, la coordinación de los tiempos, entre ellos y las instituciones, se hace difícil y por último, en la parte Grupal, es complejo interactuar por desacuerdos dentro del grupo.

 

MIRADA ACTUAL SOBRE INTERDISCIPLINARIEDAD

Con esta visión sobre los antecedentes en la aplicación directa o indirecta sobre Interdisciplinariedad, como consecuencia de las entrevistas realizadas, resumo lo siguiente:

Los resultados de la aplicación de “La Transformación” sobre un trabajo Interdisciplinar no son los esperados, coinciden de esta forma, todos los entrevistados.

Nervo, J, afirma que los abandonos y repitencia en lugar de disminuir van en aumento, debido posiblemente a la mala interpretación del trabajo en grupo; López S. valida lo dicho y amplía la falta de internalización y actitud de trabajo interdisciplinar por parte de los docentes; Costantino, S. nos aclara que son muchas las variables para este aumento de repitencia no siendo solamente los docentes, además afirma que la época de los CBU tubo excelentes resultados, pero que después hubieron etapas con nuevas reformas donde pocos docentes y escuelas han hecho trabajo interdisciplinario. Entre los años 2006 al 2008 (nueva reforma Res. 235/08) se dio la oportunidad de optar a cada escuela hacia estas nuevas políticas, eso permitió una disparidad en los resultados, remarcando que las que optaron por la reforma tuvieron buenos rendimientos. Hacia el 2009 se forma una comisión especial de capacitación, en servicio para el acompañamiento y solución a estas problemáticas institucionales enfocadas al apoyo del accionar de los supervisores.

Nervo. J; aclara que el planteamiento de la “transformación educativa” fue un verdadero trabajo interdisciplinar, de lo que solo han quedado los “talleres interdisciplinares”; sin embargo Lenzi, S. afirma que la interdisciplinariedad, entendida como una conexión de los saberes de los alumnos con “el afuera” (entorno socio – familiar) van progresivamente en aumento. Ella, coincide en que los talleres interdisciplinares ejercen esta función pero que también hay acciones aisladas en forma de proyectos que van integrando conocimientos en los alumnos de su establecimiento. Nervo. J; afirma que fuera de estos talleres no existe un trabajo colaborativo efectivo, a lo que López. S; añade que la transformación también se dio cuando se incorporan nuevos actores, como alumnos con capacidades diferentes. Costantino. S; afirma que está convencida que el trabajo docente debe darse desde la interdisciplinariedad pero hace falta otorgar los espacios, tiempos y momentos para que puedan pensar, escribir y problematizar cumpliendo con el “hacer interdisciplinar”.

López, S. nos dice que esta provincia es adelantada en lo que respecta avances en la transformación educativa, ya que hace tiempo hubo mucha capacitación a los docentes a nivel de interdisciplinariedad, obligándolos a trabajar en equipo. Aun así todavía falta la actitud de trabajo interdisciplinar, debido a la resistencia del docente al cambio de nuevos enfoques educativos. Costantino, S. apoya este fundamento pues sostiene que esta provincia ha sido ejemplo en varias épocas.

Refiriéndonos a la interpretación genérica y pedagógica de interdisciplinariedad, todos afirman que existe una conexión inseparable entre los saberes y las habilidades que deben aprender los alumnos. Lenzi. S; ha notado que existe esta relación, por ejemplo; en las habilidades para resolver las evaluaciones PISA (2015) porque se están trabajando asignaturas que se creían muy diferentes. Ella, no establece una diferencia sustancial entre la interpretación de interdisciplinariedad con multidisciplinariedad y transdisciplinariedad. Nervo, J. afirma que el límite de interpretación con estas acepciones es muy finita, incluso sostiene que la multidisciplinariedad tiene incluida a la interdisciplinariedad. Costantino. S; cree que todavía hay confusión entre estas acepciones. López. S; supone que el trabajo interdisciplinario te permite llegar a la transdisciplinariedad porque sólo en equipo se logra enriquecer y generar nuevos saberes.

Los equipos de apoyo técnico (ETAP) se crearon con el objetivo de trabajar interdisciplinariedad para el acompañamiento y resolución de las dificultades de aprendizaje en los alumnos, los resultados de este trabajo fueron diversos, porque cada supervisor ha ido dando su impronta. Además, el requerimiento de los directores generalizan su petición de mayor numero de equipos por escuela; Lenzi. S; también adhiere a este pedido; sosteniendo que se siente satisfecha con el trabajo realizado en su escuela, aunque los problemas resueltos han sido mayormente casos a nivel social/familiar, que de aprendizaje. López. S. desde su mirada sostiene que hacen interdisciplinariedad al haber riqueza de producción en el trabajo con diferentes disciplinas. Por ejemplo en la convivencia del ámbito escolar, donde los logros son visibles a largo plazo; también han trabajado en la problemática pedagógica dentro del contexto de aprendizaje en el aula, aunque generalmente el docente hace evasión de la misma. Costantino, S. está de acuerdo que en el trabajo de los ETAP hoy no solo se trabajaban por casos sino también en forma institucional.

Las limitaciones siguen siendo parecidas a las que detectó Peñuela Velázquez. A; es decir organizacional, temporal y de grupo. En el enfoque Organizacional, es la habilitación de la supervisión, la mirada de los directivos y los estilos institucionales de las escuelas. En el enfoque temporal, el problema se basa en la discordancia de los tiempos de aprendizaje de los alumnos con los de la escuela. Y en el enfoque grupal, la problemática se centra entre los roces de convivencia.

Por último desde la preocupación que existe en los resultados sobre dificultades generalizadas del aprendizaje de calidad. Nervo, J. y Costantino, S. afirman que la nueva dirección de nivel de la provincia, junto a la comisión curricular de educación secundaria, se está trabajando en un “proyecto para la nueva reforma” sobre una nueva propuesta del mapa curricular para la Escuela secundaria (diurna y nocturna) que se piensa poner en funciones hacia el ciclo lectivo 2017. Comenzando por el ciclo básico, donde se proponen siete áreas del conocimiento reorganizando los tiempos para que todas las áreas tengan horas con tiempo interdisciplinario.

CONCLUSIÓN

Como podemos observar, el problema de interpretación y de acciones interdisciplinarias en esta provincia, no ha cambiado mucho desde que se instrumento “la transformación” educativa (1986). Coincido en que los resultados son evidentes cuando vemos el aumento de repitencia y abandono escolar, pues el sentido pedagógico-didáctico de la interdisciplinariedad es condición fundamental para que haya construcción de pensamiento crítico, poder de análisis y trabajo en grupo. El profesor no es el que da las respuestas correctas, sino enseña a formular preguntas haciendo cuestionamientos que estimulen la creatividad. El pensamiento del docente debe ser interdisciplinario, eso involucra el trabajo de un docente diferente.

Habiendo una complejidad de problemáticas a nivel de investigación educativa, podría decir que los abordajes interdisciplinarios tienen un carácter contemporizador, lo cual supone una vigilancia epistemológica permanente a fin de que toda articulación disciplinaria permita triangulaciones teóricas o metodológicas pertinentes, ayudado de la coherencia en la parte legal y de recursos desde el ministerio de educación.

Epistemológicamente, se sigue confundiendo, la interdisciplinariedad con el trabajo en grupo de diferentes profesiones, y no están bien entendidas las diferencias entre multidisciplinariedad y transdisciplinariedad. En la interdisciplinariedad la interacción y cruzamiento de disciplinas, sirve para no centralizar el pensamiento sino integrarlo y ayudar al desarrollo científico.

Desde mi experiencia, creo que no se trata de hacer un pasaje de una total desconexión entre las disciplinas a una mixtura del saber. En los momentos de cambios que vivimos, se hace indispensable que los docentes en su práctica diaria hagan una evaluación y diagnóstico usando métodos diferentes en el aula para detectar el tipo de educación que se adecua a los alumnos con los que trabajamos y a los que debemos formar, debemos de una vez por todas aceptar que para permitir un verdadero trabajo rumbo a un aprendizaje significativo, nuestro trabajo en el aula debe comenzar por aceptar el trabajo colaborativo y en equipo tanto con nuestros pares como con nuestros alumnos.

Recomiendo que los nuevos intentos de transformación en la educación secundaria tengan como premisa el uso de un enfoque interdisciplinario que se encuadre en una educación donde el saber contenga: conocimientos, valores, tradiciones, ritos, mitos, prácticas y destrezas de nuestras futuras generaciones.

Hacer interdisciplinariedad sirve para resolver los problemas heterogéneos del mundo globalizado en la construcción de una educación de calidad.

Palabras clave:

 

Soraya Margarita Yaracuna González de Abreu. Directora de la fundación San Benito, Para Prevenir, Orientar y Educar sobre el Embarazo Temprano. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores par al Cultura Científica28 de marzo de 2016

La Educación Holística y la interdisciplinariedad de los saberes van definitivamente conectadas ,en el sentido del avance o evolución de un sistema mecanicista a uno de tipo holista que permitirá el aprendizaje compartido hacia una sociedad que se procure su desarrollo sostenible de manera armónica.

El dinamismo de la acción educativa implica que el docente domine más saberes, estos pueden proceder de la cultura popular o del ámbito académico. Permitiendo que el agente de la acción pedagógica sea más holístico.

Tomando en cuenta la posición del Dr. Ramón Gallegos Nava(2005) quien argumenta que los sistemas educativos deben evolucionar en función de la preparación integral del ser humano permitiendo una conciencia de interdependencia y cooperación armoniosa para facilitar el avance hacia una sociedad sustentable con un nuevo paradigma educativo holista; caracterizado por cambios desde la fragmentación a la integridad, desde la uniformidad a la diversidad, de lo simple a lo complejo, de lo unidimensional a lo multidimensional.

Insiste el Dr: Gallegos en su propuesta:

La educación holista para el siglo XXI se basa en comunidades de aprendizaje. El concepto de comunidades de aprendizaje se refiere a una comunidad donde todos los participantes tanto, profesores como estudiantes, padres, administradores y empleadores participan en un proceso de aprendizaje permanente y significativo, todos están en situación de aprender. Los procesos de colaboración y el aprendizaje ocurren dentro de un contexto de comunidad, la creación de la unidad a través de la diversidad.

Considerando este precedente, comparto abiertamente estos constructos teóricos con los cuales comulgo en las actividades a las que denomino “compartir de saberes” desde hace ya muchos años, que ejerzo la profesión docente.

De tal manera que creo que si debe existir un nivel de evolución de un sistema educativo mecanicista a uno de tipo holista, donde no solo aprendan y compartan saberes todos los integrantes de la comunidad sino que cada uno pueda en un determinado momento de aprendizaje aplicar la interdisciplinariedad. Es decir, el docente puede ser médico, enfermero, paciente ,padre, madre, ingeniero , investigador y dominar el episteme de acuerdo a la situación de aprendizaje circunstancial.

Para problematizar este modelo de educación, me planteo varias interrogantes:

¿Cómo se educa integralmente? ¿Para qué sirve la educación holista ¿Quién es el primer maestro del ser humano? ¿Por qué considero lo holístico relevante en la acción educativa?

¿Cómo se educa integralmente?

Para educar integralmente se concibe a la educación como ir o conducir hacia la comprensión del todo. En términos más íntimos o coloquiales enseñar a aprender, y aprender a enseñar desde lo más sencillo, hasta lo más complicado, pero involucrando a todas las disciplinas del saber. Por ejemplo un(a) médico puede ser un(a) excelente madre o padre, pero también se desempeña como docente. Un docente conviviendo o compartiendo con una comunidad de médicos puede prestar un servicio asistencial , sin que se pretenda en algún momento usurpar funciones en los roles que se desempeñan.

¿Para qué sirve la educación holista?

En la experiencia de mi desempeño como docente he laborado con distintas disciplinas y teorías del aprendizaje , las cuales me han proyectado hacia una mejor relación en el aula, en la comunidad educativa y en la comunidad que comparte espacio geográfico. De tal manera que el flujo multidireccional produce interacciones entre los integrantes de esta triada de elementos que conforma el currículo educativo. Por lo tanto el resultado e función de logros de metas y objetivos fuera el más óptimo, para este grupo social. El buen vivir, la camaradería, la solidaridad, la tolerancia, entre otros.

Consultando fuentes de la web se encuentra lo siguiente y se acota al lado mi apreciación de la idea:

El propósito de la educación holista es el desarrollo humano. (Basado en las interrelaciones humanas)
El ser humano posee una capacidad ilimitada para aprender. (Hasta la fecha se manejan más de 14 tipos de inteligencia emocional, Howard Gardner, 1999)
El aprendizaje es un proceso vivencial. (Todos aprendemos de los demás)
Se reconocen múltiples caminos para obtener el conocimiento. (Técnicas e instrumentos)
Profesor y estudiante están ambos en un proceso de aprender. (Aprendizaje multidireccional , todos en algún momento somos maestros del otro y aprendemos asimismo del otro .
Aprender solo puede tener lugar en un ambiente de libertad. ( Enfoque holístico, construir el propio aprendizaje ).
El estudiante debe internalizar el aprender a aprender como metodología de aprendizaje.
Educar para una ciudadanía global y el respeto a la diversidad.( La tolerancia y los derechos humanos )
Educación ecológica y sistémica, una toma de conciencia planetaria.(sin planeta no hay vida posible).

La espiritualidad es la experiencia directa de la totalidad y el orden interno. Conexión con la energía que no se acaba sino que se transforma). Sin embargo, la educación holística no tiene nada que ver con religión.

¿Quién es el primer maestro del ser humano?

Me atrevería a decir que el ser humano en principio es autodidacta, pues va identificando olores , sabores, texturas, colores y sensaciones que a medida que los percibe y luego de la discriminación, adapta , soporta y aprende de cada uno de esos factores . Luego procede a imitar y seguir ejemplos de quienes le rodean en su ambiente más cercano. Para afirmar sus aprendizajes significativos y más adelante construir nuevos aprendizajes y compartirlos en su núcleo social.

¿Por qué considero lo holístico relevante en la acción educativa?

Por mi visión ontológica del saber, al concebir el hecho o la acción educativa en cada acto del ser humano. Por considerar que no hay un momento en la vida que no sea causante de un aprendizaje. Por creer firmemente en que el amor es la palanca o motor que puede hacer el cambio en las sociedades, estableciendo vínculos herméticos ; que garantiza el buen vivir , el respeto a la vida a través de la tolerancia y la dignificación de los seres humanos, el compartir de los recursos materiales de forma equitativa. Y todo aquello que conlleve a tener una sociedad exitosa, que sea resiliente ante las adversidades, pero productiva y proactiva ante las oportunidades. Todo lo descrito me permite aseverar rotundamente que es relevante y determinante la educación holista en los denominados sistemas educativos actuales.

14 de marzo de 2016

Edith González. Guatemala. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica. Iberciencia.
Para entrelazar la vida el espíritu debe ser libre, de lo contrario será imposible poder moldearlo al gusto. Así un docente que busque la interdisciplinaridad en su grupo deberá permitir la creación y la expresión, para que en ellas el estudiante pueda crear y mezclar los aprendizajes, las experiencias dar rienda suelta a su imaginación, reproduciendo en el salón pequeños espacios dela vida diaria, cuando requerimos de todo lo que sabemos y nos declaramos competentes para actuar.

Estudié la primaria en un establecimiento educativo que tenía magisterio, por lo que las futras maestras debían realizar prácticas, o sea ocupar el lugar de la maestra en un grado asignado de primaria, durante el último año. Y dentro de este sistema se establecía que podrían planificar sus clases como consideraran mejor, pero debían hacer uso de todos o por lo menos la mayoría de métodos aprendidos, acomodándolos como consideraran mejor.

Así resultaba que en ciencias naturales o en estudios sociales, generalmente se trabajaba una especie de presentación en grupos. De las que todos los docentes conocemos, como repartir los subtemas investigar el tema correspondiente a cada miembro del grupo, quizás elaborar un cartel o en la actualidad una presentación en power point y pararse frente a las compañeras a leer o tratar de explicar lo investigado.

Pero no, en este caso no se procedía así de manera completa. Pues si bien si se investigaba y se elaboraba material para la presentación, debíamos realizar una especie de presentación teatral. Ahhhh. Entonces ocurría que por ejemplo si se trataba de presentar un país de América Central, como Guatemala. Me permitiré describir qué es lo que podría ocurrir.

Unas compañera vestida de azafata hace ingresar al grupo al salón de clases y les solicita se sienten en los sillones correspondientes, previo recoger el ticket de vuelo que se les había entregado por la mañana.

Luego pedirá que se ajusten los cinturones y dará todas las indicaciones de un vuelo que del antiguo continente atraviesa el océano para llegar a Guatemala. Y dará datos de altura máxima y mínima del país así como sus temperaturas y solicitará que las pasajeras establezcan el promedio. A la vez irán dando datos históricos y geográficos generales del país.

Pasa esto el vuelo irá aterrizando en distintos sitios como el Petén en donde floreció la maravillosa cultura Maya y otras compañeras, quienes estarán vestidas como los mayas antiguos explicarán y representarán su forma de vida, sus cultivos, ( con palos abriendo hoyos y echando la semillas) medicinas ( recolectando hojas y preparándolas en moteros, alimentos,( comiendo maíz) astronomía,( viendo los astros y escribiendo los números mayas con ayuda del grupo) religión con adoración a los dioses consultando con los astrónomos…

De allí se podría partir en un vuelo a la costa Sur llegando a Escuintla en donde un grupo de turistas del vuelo (siempre del grupo expositor) hablaría sobre los cultivos, del siglo pasado y los actuales, el uso de la tierra los distintos tipos de personas sus costumbres y formas de vestir.

Viajar y descender a la Antigua Guatemala por ejemplo para hablar sobre la época de la colonización (con una representación de la época)…

Esto es algo que viví y que no he olvidado porque permitía desamarrar la creatividad y ponerla en “competencia” con los otros grupos. Así podíamos crear los trajes típicos combinando nuestra propia ropa o elaborándolos de papel, decorar el aula para ambientar, e incluso aprender palabras en otros idiomas ara impresionar las compañeras y a la maestra. Creábamos bailes y preparábamos platillos de comida que compartíamos con el grupo.

Claro lo segundo más importante era que siempre teníamos a la maestra practicante pendiente de qué íbamos a hacer y a decir, porque si bien la creatividad se desbordaba, todo debía ir de acuerdo a lo investigado.

Cuando ejercí como docente traté de implementarlo en los colegios en donde laboré, pero siempre tuve algo que me detenía, porque se pensaba que el que los alumnos se cambiaran de ropa, o colgaran algo en la clase o salieran al patio fuera del horario de recreo, o pusieran música, e incluso cantaran, provocaba desorden.

En la actualidad veo como los docentes se han apropiado de la cañonera, se sientan en sus cátedras y si ya no dictan, pero desde allí leen los que llevan preparado, si es que ellos lo han hecho.

Y contemplo a los estudiantes poco entusiasmados por apropiarse del contenido, los objetivos, o de la materia en sí.

En mi caso, que les refiero, siendo niñas menores de 12 años, visitamos embajadas, el congreso de la república, y muchos lugares en busca de la información a presentar y a reproducir. Eso nos dio enormes vivencias y nos permitió introducirnos a la vida en la interdisciplinaridad. Debíamos hacer cuentas, calcular los gastos repartir las tareas, redactar los informes, cocinar y teatralizar, y hasta conocer la ciudad y las rutas de bus para viajar a los sitios en donde pudiéramos obtener información.

Claro la inseguridad de nuestro país no es la de ahora, como la del mundo, pero igualmente éramos acompañadas por algún hermano mayor o madre de algún a compañera. Lamentablemente en la actualidad los espacios en los colegios e institutos se ha reducido y el número de alumnos aumentado, los docentes son menos creativos y poco propositivos. Cada vez los escolares visitan menos los museos o los zoológicos así que reproducir la vida en la interdisciplinaridad va quedando lejos.

Yo guardo maravillosos recuerdos de cuando me tocó hablar sobre los Incas, y creamos cuerdas con nudos para contar la cosecha y por supuesto un reinado que celebraba con fiesta, danza, música y comida que creamos inventamos y adoptamos, además de versos que declamamos. Toda una experiencia de vida.

Palabras clave:

9 de abril de 2016

Mylvian Omar López Rodríguez. Carazo, Nicaragua.
Iberciencia: Comunidad de Educadores por la Cultura Científica
¿Estamos educando para que nuestros jóvenes se desenvuelvan en varios campos a la vez? La interdisciplinariedad es estar el uno para el otro, combinar los saberes y las ciencias. Un mundo donde somos todos para uno y uno para todos.

Haz esto, Haz aquello, haz lo otro, y ¡falta algo más!

Palabras con que se lía en el día a día en una empresa o institución promedio, pero, en la escuela enseñamos en un horario, que el español son letras y no números, que las ciencias no tienen que ver con ciencias naturales, que las computadoras y los docentes no se llevan.

Dos mundos distintos, requerimientos distintos, entonces, ¿estamos preparando para la vida?

Hoy en día se habla de liderazgo, ligado a una carrera, y hoy en día desde hacer trabajo de campo, trabajo administrativo, elaboración de informes, planificar un programa, dirigir un programa, trabajar en base a metas y resultados, el ser humano trabajador “multitarea” es el componente adecuado para el mundo laboral.

Estos jóvenes trabajadores son los que desde niños se están formando día a día en nuestras aulas escolares, donde un profesor planifica su clase de inglés sin siquiera inquietarse a preguntar que contenido está dando el profesor de matemáticas o de arte.

A mis 22 años inicié a trabajar en el Instituto Nacional de Excelencia Académica Sandino IDEAS, fue un año maravilloso en donde todos los docentes nos sentábamos en rueda a discutir los contenidos y trabajar entre todos un proyecto desde punto de vista de cada especialidad.

Luego 8años después, ha sido lo más cerca que he logrado estar de un sistema educativo que se adapte a las necesidades del llamado método laboral.

He aquí la importancia de la interdisciplinariedad, la importancia de compartir las ideas, de sentarse a planificarse, a enseñar que todos tenemos que luchar por el mismo fin.

J.E Arellano habla de nuestro insigne poeta, (conmemorado este año por el centenario de su paso a la inmortalidad, el príncipe de las letras castellanas, Rubén Darío) diciendo que el arte no está reñido con las matemáticas y que, si la mediocridad no alcanza la generalización y la universidad, esta es en cambio patrimonio de las mentalidades superiores.

Esta frase cambia mis ideas, revuelve mi mente y me hace llenarme de esperanza, la esperanza de que en un futuro cercano, comprendamos la importancia de verse las caras unos a otros en el salón de planificación.

Este es un llamado a salir de la mediocridad, es un llamado a educar con interdisciplinariedad, es un pronunciamiento en contra de seguir educando en cuevas, no de concretos (aulas) sino de pensamiento (mente), jóvenes competentes se preparan desde preescolar.

El principal personaje llamado al cambio, no es el docente, sino el sistema y quienes lo dirigen. Necesitamos un cambio de estrategia, de remuneración, de propósito, necesitamos interdisciplinariedad.

Todos para uno y uno para todos.

Palabras clave:

 

11 de abril de 2016

Evelyn Mac Dowall Reynoso
Lima, Perú. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
La interdisciplinariedad por la relación que establece entre disciplinas alimenta el corpus de conocimiento de las diversas áreas y la educación no es ajena a ella pues se logran avances afectivos que promueven la calidad educativa.

Educación es un campo del saber que no está desligado de otros pues su accionar alcanza a la psicología, la sociología la biología, la neurología, la estadística e inclusive las áreas médicas. Cuando dentro de un aula de clases se presenta alguna situación de estudiantes con bajo rendimiento académico, ahí vemos un claro ejemplo de la aplicación de la interdiscliplinariedad en la educación ya que se tiene que investigar qué está sucediendo y para eso nos valemos del corpus de conocimiento existente en otros campos disciplinares para poder dar la solución más idónea al problema. Así un trabajo de investigación en cualquier campo del saber necesariamente recurre por lo usual a otros.

Visto de esta manera, la interdisciplinariedad se presenta como una gran ventaja para tener una visión amplia del problema y no solo enmarcarse a una sola mirada que por lo general no ayuda a nada. Esta interdisciplinariedad se presenta en diversos ámbitos profesionales. Los docentes por nuestra propia formación concurrimos a otras áreas y así podemor lograr mejorar la calidad de los aprendizajes de nuestros estudiantes. Se ve reflejado al interior de las aulas cuando se plantea proyectos pedagógicos que permiten generar aprendizajes perdurables y funcionales habiendo relacionado diversas áreas, todas desde su espacio, confluyendo para la consecución de los objetivos propuestos en función de las necesidades estudiantiles.

La interdisciplinariedad es pues esa relación entre disciplinas que puede permitir continuar con el desarrollo social. Y con este se llega además a un cambio, a la mejora de una situación y por ende a tener en el mejor de los casos calidad educativa de nivel superior.

En la actualidad, ya no es ajeno tener acceso a información de diversa índole y con variedad de especialistas. Concurrimos hoy y desde hace mucho tiempo a la práctica de esta en la que inclusive se forman redes profesionales o comunidades de interaprendizaje que nutren las diversas profesiones. El aprendizaje – enseñanza unido a la interdisciplinariedad se constituye en una realidad cotidiana que inclusive en el alumnado se puede fomentar. Por ello, el trabajar desde ella siempre será muy beneficioso.

“La enseñanza es más que impartir conocimiento, es inspirar el cambio. El aprendizaje es más que absorber hechos, es adquirir entendimiento”.
William Arthur Ward.

Palabras clave:

12 de abril de 2016

Sabina Ximena Inetti Pino, Montevideo, Uruguay. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
La “Interdisciplinariedad” es una herramienta muy útil que permite a los alumnos tener una lectura integral de la realidad, lograr mejores asociaciones conceptuales y razonamientos lógicos

Cuando hablamos de interdisciplinariedad siempre recuerdo una coordinación liceal en la que tuve el agrado de participar junto con las docentes de Educación Visual y Plástica y Educación Musical. En un momento determinado cada una debía seleccionar un tema del programa y explicar su abordaje metodológico para compartir experiencias y resultados. Es entonces cuando con mucha sorpresa descubrimos que cada una había seleccionado el mismo tema “Paisaje”. Sinceramente ninguna conocía el programa de las otras materias que conformaban el equipo de primer año. Luego de intercambiar y aprender sobre cómo cada una trabajaba el tema y los recursos que utilizabamos llegamos a la conclusión de qué bueno sería coordinar actividades en conjunto para fortalecer la enseñanza y aprendizaje de los contenidos. Por lo tanto, tanto de la práctica como de la reflexión cotidiana es posible hablar sobre la “Interdisciplinariedad” en la comunidad educativa encontrando varios puntos de análisis:

  1. a) Integralidad de los contenidos.

Cuando planificamos nuestras clases siempre tenemos como objetivo la aplicación de los contenidos aprendidos por parte de los alumnos en su vida cotidiana para que puedan decodificar la realidad que los rodea y solucionen las más diversas situaciones. Pero la realidad se nos presenta de forma indivisible y por lo tanto uno de nuestros grandes desafíos es que los alumnos puedan hacer un doble trabajo conceptual: saber decodificar la realidad desde el punto de vista de nuestras disciplinas y de manera integral enlazada con otras. Es decir que “Siempre hacemos Geografía, Historia, Matemática, entre otras disciplinas, todos los días de nuestras vidas, pero muchas veces no es evidente” y también “Siempre hacemos Geografía, Historia, Matemática, entre otras disciplinas, de forma integral” o enlazadas unas con otras para construir un conocimiento académico de preguntas y respuestas, causas y consecuencias, cambios y permanencias que resignifican los fenómenos a estudiar para consolidar un sentido a su estudio que es infinito. Además es importante poder transmitir a los alumnos que los diversos contenidos se aplican de manera inesperada y en cualquier momento de tu vida. Todavía me acuerdo que ya de grande tuve que aplicar el concepto matemático de “Circunferencia” en una clase de Psicología del Aprendizaje donde se trabajaba el concepto anglosajón de “Grupo”. Realmente fue un momento impactante en mi vida ya que estaba recordando y exponiendo un concepto que lo había internalizado en tercer año de liceo y que en su momento como adolescente no le veía aplicación conceptual en la realidad, salvo que estudiara más adelante algo asociado al tema.

  1. b) Internalización de los contenidos.

Relacionado al punto anterior, es necesario que los alumnos puedan aprender un tema de forma razonada, en secuencias, comprendiendo cuál es el fenómeno a estudiar, dónde se localiza,qué factores inciden en el mismo, cuáles son sus consecuencias y cómo se pueden involucrar con el mismo ya sea directa o indirectamente según la situación problema o Hipótesis a estudiar. Creo que es una de las mejores formas que tiene el ser humano de apropiarse de los contenidos aprendidos para que sean para toda la vida y no para aprobar un parcial, escrito u examen. Es por ello que si dos o más docentes planifican temas puntuales conjuntamente el alumno podrá acceder a dos abordajes distintos que se hacen uno en la vida cotidiana. Siempre digo que es abrir la puerta al universo para seguir preguntándonos ¿Por qué?. A la hora de coordinar se pueden plantear dos escenarios de trabajo: las actividades dentro y fuera del aula.

  1. b) Coordinar actividades fuera del aula.

Preparar actividades extra-curriculares es una experiencia super enriquecedora, pues nos encontramos en el escenario principal donde aplicamos el conocimiento trabajado en clase y la experiencia de las salidas de campo sirven tanto para terminar de internalizar lo aprendido como para “aprender haciendo” y “enseñando a otro par”. Todos sabemos que cuando nos encontramos en “acción” aplicamos a la vez muchas competencias y es un buen momento de verificar si lo aprendido tiene correlación con la realidad, definida como el gran laboratorio de nuestras vidas. Además es un buen momento para llevar adelante actividades que tengan que ver con la resolución de problemas que requieran para su resolución la aplicación del conocimiento de diversas disciplinas ya que la Ciencia se encuentra en cada lugar en donde nos encontremos. Por ejemplo si planificamos una salida de campo al Jardín Botánico entre Biología y Geografía vamos a tener que diseñar una ficha de relevamiento de actividades sobre “Etnobotánica” para el reconocimiento de las diversas especies vegetales y otras asociadas a la “Organización Espacial” de los flujos y fijos del lugar. También se puede aplicar un abordaje relacionado con Historia en la elaboración de un relato que explique las distintas realidades del lugar a través del tiempo.

  1. c) Coordinar y contextualizar actividades dentro del aula.

Como forma de sentar las bases de un trabajo en conjunto con otra disciplina es importante contextualizar los contenidos y las actividades que realizamos en clase en relación al tema o proyecto coordinado. Por ejemplo si vamos a trabajar el tema “La importancia del río Nilo” en primer año es necesario que en Historia se realice un abordaje profundo tanto de la sociedad egipcia como los aspectos religiosos asociados mientras que paralelamente en Geografía se puede asociar dichos contenidos en relación a la forma de vida existente desde el aspecto humano y en el aspecto físico aplicar el análisis del mapa altimétrico para comprender cuándo, dónde, cómo y por qué se producen las crecidas del mencionado río incorporando luego las consecuencias de dicho proceso. Esto permite que la comprensión del tema sea más amplio ya que incluye nuevas dimensiones de análisis. Además es importante aplicar ejemplos de la vida cotidiana similares en donde se puedan visualizar los contenidos analizados. Si hablamos de proyectos debemos pensar una secuencia de clases que tengan un inicio, desarrollo y cierre con las conclusiones científicas y personales de los alumnos.

  1. d) Tiempo para coordinar.

El presente aspecto es muy importante ya que cuantas más horas de centro tengan los docentes existirán mayores posibilidades de coordinar desde la interdisciplinariedad. De lo contrario, se hace muy difícil ya que los docentes en América Latina deben trabajar muchas horas diarias sumadas las que corresponden a planificación y corrección que por lo general se realizan en el hogar. También es fundamental que los docentes coincidan en dicho horario para planificar activamente e intercambiar con tranquilidad las más diversas propuestas.

  1. e) Aplicación de las TIC como forma de trabajar.

Las TIC pueden ser muy útiles en dos sentidos. Por un lado, pueden ayudar para coordinar actividades cuando los docentes no puedan coincidir en espacio y tiempo real. Aquí se puede aplicar “Skype”, “Hangouts” de Google, apps desde el celular, etc, ya que estar de acuerdo y enterados de cómo vamos a trabajar y cuáles son los logros esperados posibilita tanto acciones exitosas como aprendizajes esperados. Otra opción son los “documentos compartidos” en Google Drive que te permiten redactar y diseñar contenidos en tiempo real, agregar comentarios y chatear para una mejor comunicación.

Por otro lado, las TIC se pueden aplicar tanto en clase como en la salida de campo para buscar información, elaborar informes, construir mapas, localizar los fenómenos a estudiar, etc. Las videoconferencias son muy aplicadas para conocer la perspectiva sobre un tema por parte de un autor reconocido o especialista ya que es bueno conocer y escuchar a la persona que elabora un artículo académico. Sin dudas no podemos dejar de lado la relación de las “vivencias, experiencias, emociones y selección de contenidos” con el uso de las TIC ya que deben motivar al alumno a aprender para que no se convierta en un motivo de distracción. Además podemos encontrar muchas apps, plataformas temáticas con variados recursos para diversos temas y redes sociales que con un adecuado uso pueden convertirse en un nuevo espacio académico.

Por lo tanto, la “Interdisciplinariedad” es una herramienta muy útil que permite a los alumnos tener una lectura integral de la realidad, lograr mejores asociaciones conceptuales y razonamientos lógicos. A su vez permite ampliar el espectro de análisis de un fenómeno científico incrementando tanto la curiosidad como las ganas de estudiar los detalles de un proceso que ya sabemos que es infinito. Por otra parte, los docentes incrementan sus esfuerzos en lograr uno de los máximos objetivos educativos: que los alumnos sean personas que reflexionan sobre el mundo que los rodea para ser capaces de tomar las mejores decisiones en su vida.

Palabras clave:

 

31 de marzo de 2016

Gladys Liliana Furlani. La Rioja, República Argentina IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores Iberoamericanos para la Cultura Científica
La interdisciplinariedad considerada en propuestas de trabajo para el aula, convoca a diferentes actores institucionales y los invita a realizar una propuesta que emerge del conjunto, del consenso. En este artículo haré referencia a las aulas del profesorado, y al equipo docente que trabaja desde este lugar tan particular al ser los “Formadores de Formadores”, con una doble responsabilidad que en este apreciado lugar del sistema educativo se les concede. 

Al pensar en la interdisciplinariedad indudablemente estaríamos invitados a definir el alcance del “entre”, podríamos preguntarnos entonces ¿entre qué? ¿entre quién o quiénes? y posiblemente habría otra pregunta en un futuro inmediato ¿para quién o quiénes pensamos en una propuesta interdisciplinaria?

Este concepto, posiblemente atribuido a sociólogo Luis Wirtz, habría sido utilizado por primera vez en 1937, después de casi 80 años seguimos pensando en las múltiples oportunidades que genera el trabajo con propuestas interdisciplinarias, ¿cuál es la clave o la llave para elaborar propuestas interdisciplinarias? En los modos de producirlas presentan tanto para los docentes que las piensan como a los estudiantes o alumnos destinatarios, espacios de trabajo compartidos, de despliegue de conocimientos entre disciplinas y la oportunidad única de generar buenos consensos, de buenos acuerdos, para su puesta en marcha.

El desafío de pensar, y la posibilidad de trabajar de manera interdisciplinaria en las instituciones educativas, según mi experiencia tiene lugar porque invita a quienes deseen participar a una adhesión casi voluntaria, al conjunto, al compromiso, al equipo. Podríamos entonces circunscribir esta posibilidad y estas propuestas pedagógicas en un nivel educativo, al Nivel Superior. Este nivel representa a los “Formadores de Formadores” y por lo tanto a los docentes que tienen una doble responsabilidad, enseñar a sus estudiantes transmitiendo su ciencia y el conocimiento pedagógico del contenido (CPC) y por otra parte enseñándoles cómo enseñar a sus futuros alumnos, sean niños o jóvenes. Este es el nivel para el que trabajo como Referente Técnico del Ministerio de Educación de mi provincia, desde hace casi 20 años, acompañando sus reformas y el desempeño docente en sus aulas.

En este nivel educativo se convoca cada día a desafiar nuestros saberes, se los interpela y muchas veces se los modifica con sutileza a partir de la visualización de las prácticas “en terreno”, según el registro de clases que realizo de mis colegas en los Institutos Superiores de Formación Docente (ISFD). Son los colegas los que se encargan de desarrollar proyectos y de renunciar a parte de su anhelado descanso para poder llevarlos adelante, consta en mis registros de tantos años, y por este raro privilegio doy gracias cada día que aprendo junto a ellos.

El Nivel Superior es, posiblemente, el principal responsable de mantener actualizado de manera constante y comprometida el proceso de enseñanza y aprendizaje en sus aulas, las aulas del profesorado. Por lo tanto, me gustaría pensar en la interdisciplinariedad en estas aulas. Pude participar de algunas experiencias, me gustaría que se repitan.

Para seguir contextualizando mi idea, consideremos a la interdisciplinariedad referida a una propuesta de cátedra o de más de una cátedra, y donde se encuentre un grupo de docentes interesados en abordar una temática puntual (con status de problema sería lo óptimo) y en donde cada uno de los profesores interprete esta temática desde la mirada de su formación académica, “su” mirada, sus supuestos, sus explicaciones. Tal es el caso, por ejemplo, en el currículum para la Formación Docente cuando se desea estudiar una problemática que impacta negativamente en el ambiente y donde interviene el hombre. En este sentido, las actividades propuestas pretenden desarrollar capacidades y requiere para su abordaje resolutivo de explicaciones, más o menos detalladas y con rigurosidad científica, aportadas por la biología, física, química, geología, ecología, entre otras, que están dentro del área de las Ciencias Naturales, pero también, y dependiendo de la extensión de la problemática planteada, requieren de conocimientos específicos aportados por la geografía, sociología, antropología, y otras ciencias. Teniendo en cuenta que cada área aporta una parte a la resolución del problema y poniendo en discusión en un primer encuentro de los docentes, qué entiende cada uno por “interdisciplinariedad” y qué diferencias encuentran con los enfoques transdisciplinarios y multidisciplinarios. Y en este punto, cuál es el aporte real de cada uno a la problemática en cuestión antes que llegue a ser socializada con los estudiantes. Este primer paso deberá generar acuerdos, muy buenos acuerdos entre los docentes, ya que el éxito para esta propuesta estará vinculado a un punto de partida con consenso y compromiso de monitoreo constante de los progresos.

Formulada la situación problemática, las explicaciones previas que se le brinden a los estudiantes para desarrollar su tarea, dependerá de la profundidad otorgada por cada docente, y en algunos casos requerirá de una cátedra compartida (entre docentes) para evitar “tendencias y excesos” en la información otorgada vinculando el trabajo de los estudiantes posiblemente con una disciplina más que con otra. Este espacio casi de “negociación” que los docentes establecen frente a un proyecto común, beneficia los vínculos, el conocimiento del otro en la tarea, el respeto por las diferencias de opiniones y modos de llevar adelante un propósito, que tienen por fin último, el aprendizaje y el crecimiento de sus destinatarios en pos de un mejor desempeño en su futura tarea docente y por qué no en sus vidas.

Este ejemplo de trabajo interdisciplinario, como las propuestas de trabajo colaborativo, podría dar cuenta de que las individualidades no son las que harán de las instituciones educativas (y del mundo) un lugar mejor, sino el trabajo de equipo que permite a sus miembros destacarse sin competir en pos algunas veces de demostrar que hay conocimientos más importantes que otros, y que por sobre todo que represente un modo de “ser docente” que no se enseña, sino con el ejemplo en el aula a partir del trabajo y espacio compartido.

Si entendemos a la interdisciplinariedad como una oportunidad propicia en los sistemas formadores, podríamos pensar que será óptimo considerarla como acto político, de intención y formando parte de las propuestas educativas institucionales, otorgando tiempo (por ejemplo, horas cátedra) para que tenga lugar. Deberíamos entonces crear condiciones institucionales para quienes participen de este modo de construcción de propuestas pedagógicas para el aula y facilitar así que tenga lugar el trabajo interdisciplinario.

Son estas propuestas interdisciplinarias, donde intervienen diversos actores, que en conjunto con otros proyectos inciden positivamente en las instituciones formadoras acrecentando la perspectiva democrática para la toma de decisiones, ya que estas propuestas abren caminos en el importante desafío de generar consensos, participación, respeto por las ideas del otro, pero sobre todo en llevar adelante una tarea, que por simple que parezca, será provechosa para la formación inicial de los estudiantes que podrán valorarla y replicarla en el futuro con sus alumnos.

Es la formación inicial la que debe dejar huellas y definir las trayectorias de los estudiantes de las carreras docentes, e impactar definitivamente en sus biografías. Todo tipo de actividad compartida en esta etapa de formación del profesorado generará una impronta valiosa para los que eligieron la docencia y estas personas afectadas (estudiantes y profesores) de manera positiva por el impulso puesto en el trabajo compartido tendrán en claro, desde el presente y aún más en el futuro, que nada ni nadie puede solo, y la buena noticia es que todo se puede con el otro y que debemos ser generosos intelectualmente en lo que ofrecemos, y alimentar el incansable deseo de seguir aprendiendo para saber, y saber para mejorar nuestra vida, nuestro entorno, nuestro mundo.