Educar para la alegría

La multidisciplinariedad en la ciencia ¿dónde termina?

Posted on: 24 julio, 2017


17 de marzo de 2016

Agapito Chuctaya Alccamari. IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
Dentro de la importancia de las investigaciones que se encuentran al servicio de la humanidad debemos tener en cuenta que la multidiciplinariedad es un tema relevante, la multidiciplinariedad nos permite asumir todas las partes de un problema o caso de estudio. Así mismo nos permite tratar algún dilema desde una visión más amplia. ¿Solo debemos considerar las materias básicas que nos presenta la ciencia dentro de la multidiciplinariedad?. A esta quizá se debe sumar otros variables que se encuentran insertadas en los grupos socioculturales.

La gran mayoría de las tecnologías que actualmente utilizamos en nuestras actividades diarias, los que tienen que ver con la salud, la alimentación, y en especial la educación están relacionadas con el desarrollo de las ciencias básicas como la matemática, la física, la química, y la biología. Las materias básicas que se imparten dentro de la educación regular al parecer no tendrían ninguna aplicación, pero sin embargo esta es importante para el desarrollo de la persona cuando todas las partes interactúan en la vida real. En la educación debemos tener en cuenta los matices necesarios que permitan a los educandos a tomar una cognición más conjunta que considere los contextos reales de su entorno.

No olvidemos la importancia de las técnicas habituales, que incluyen conocimientos abstractos y estas se mesclan con los conocimientos cotidianos de las poblaciones, en especial de las comunidades andinas, como las prácticas agropecuarias, las que llegan a ser valoradas hoy en día porque la humanidad se encuentra presionado frente a los problemas ambientales. Estas técnicas comunales permiten y permitirán a la humanidad una calidad de vida más adecuada y sostenible. La sostenibilidad depende en gran manera por la comprensión y conocimiento de los fenómenos en su conjunto y no aisladamente. Estos conocimientos básicos son los que se han venido acumulando y transmitiendo de generación en generación para proteger y cuidar la vida humana.

Junto a la actividad multidisciplinaria debemos tomar en cuenta el tema de la sostenibilidad y cuidado de nuestro planeta. Es frente a esta preocupación los conocimientos presentes en las comunidades hoy en día son muy valorados como por ejemplo es sabido que desde muchos años las poblaciones andinas y su cultura han podido hacer frente a los fenómenos climáticos como los de la niña y el niño. La sostenibilidad viene siendo practicada por las comunidades y estas deben ser incluidas por parte de los profesionales de las diferentes áreas científicas no solo para la comprensión de las técnicas y las actividades desarrolladas, más aun a esta se debe acompañar en el aprendizaje de las ciencias básicas. Lo que permitirá la inclusión de los conocimientos sociales y la profesionalización de los propios vástagos de la comunidad.

Titus Burckhardt, explica que existen conocimientos que trascienden con mucho a la razón discursiva.

Dos son los obstáculos que hoy, aún más que en el pasado, ocultan este conocimiento, y ambos están íntimamente ligados entre sí. Ante todo, se ha olvidado qué es la simbología, es decir, que existen modos de expresión que aluden más que enunciar expresamente, sin que por ello sean menos verídicos y exactos. En segundo lugar, el pensar en términos científicos, en su forma más general, ha dado a la capacidad imaginativa de la gran mayoría de los hombres modernos una dirección determinada que a la vez la limita. (Burckhardt, 1982).

Es así que se pierde el sentido importante de la ciencia que es beneficiar a toda la comunidad humana, donde los medios que utiliza la ciencia, los procedimientos y las políticas internacionales que están ligados al conocimiento científico actual, dejan de lado la realidad cotidiana de muchas culturas que están conformados por seres humanos que han aportado y cuidado el sistema en el que interactuamos. Donde los conocimientos científicos se afianzan en unas disciplinas que solo son circunscritos a sí mismo (a la ciencia).

En la problemática actual se busca el bienestar de la humanidad y el desarrollo científico en la que se debe tomar en cuenta los procesos culturales que no están aun ligados a la ciencia. Frente a esta problemática multidisciplinaria que incluya lo social, debemos considerar nuestras acciones o las acciones de quienes representan y de quienes son los promotores de la ciencia. La preocupación de los profesionales de la ciencia debe estar propuesta a afirmar los sistemas que no necesariamente son derivadas del que hacer científico, junto a esta estaría los contextos socioculturales de los grupos humanos en un mundo diverso que no solo se resumen en los países nórdicos y anglosajones. Es por ello que dentro de los estudios sociales de la ciencia se consideren a las comunidades humanas en la participación y en los procesos tecnológicos grupales de I+D, y al igual que en las instituciones científicas.

“La ciencia moderna no puede satisfacer las demandas del mundo consiente que espera tener un futuro mejor, si no aprovecha los conocimientos indígenas”, dice Charles Dhewa (Dhewa, 2008). Frente a los problemas actuales se debe tener en cuenta los conocimientos que no son meramente científicos.

Los habitantes de las comunidades indígenas y las poblaciones americanas han sido convencidos de que sus conocimientos no son validos frente a la ciencia actual, esto es quizá por la alta publicidad o valor que reciben los conocimientos científicos por parte de las culturas extranjeras y porque esté tipo de conocimiento científico se encuentran escrito en los textos o las revistas científicas, pues muchos de los conocimientos comunales han sido transmitidos oralmente porque en el momento de la conquista fueron destrozados y quemados parte de lo que fue la sabiduría de los Amautas. Tal como se menciona “Históricamente los saberes y conocimientos ancestrales, tradicionales y populares han sido víctimas de lógicas de colonialidad de poder y de saber”(Quijano, 2010). Es frente a esta realidad que se deja de lado los otros tipos de conocimientos que no están en el entorno de la ciencia, por ello se realiza actualmente el registro y la incorporación de estos conocimientos en diferentes medios de comunicación por parte de las propias comunidades excluidas. Actualmente tenemos colectivos que nacen desde las propias comunidades que se dedican a la recuperación de estos conocimientos que son amigables con nuestro entorno. Como ejemplo tenemos el programa denominada Yachaykuna TV cuya dirección en facebook es:https://www.facebook.com/yachaykunaTV/ y en YouTube está con la dirección: Kusiquyllur Casafranca. Yachaykuna TV. Este hecho permite el aprovechamiento de las diferentes plataformas virtuales que nos ofrece la comunicación científica en una suerte de coparticipación de conocimientos para la difusión de estas sapiencias propias comunales que a la fecha no están institucionalizados ni reconocidos al igual que la ciencia moderna. Tal vez estos conocimientos se encuentran más allá de las disciplinas científicas básicas.

De las actividades que se dan en el sistema educativo debe tomarse en cuenta de cómo se realiza la transferencia de conocimientos y ver que estas sean más inclusivas. El aprendizaje debe estar dado a partir de las actividades más comunes del entorno de los educandos. Las actividades cotidianas como las técnicas agrícolas, ganaderas y artesanales están de acuerdo a al contexto social del educando y se puede partir de ella para la participación en la ciencia. La educación no puede ser una suerte de invasión e imposición científica mediante políticas extranjeras que estén respaldadas por intereses capitalistas y meramente económicas. Esperemos que esto en algún momento cambie de ser una perspectiva puramente cientificista y que muchas beses se alejan de los valores humanos y de la protección y cuidado del medio ambiente.

Referencias:
Dhewa, C. (2008). Is Traditional Medical Practice in Africa still Community Property?: Lessons from Zimbabwe.
Burckhardt, T., Quingles, J., & Corniero, A. (1982). Ciencia moderna y sabiduría tradicional. Taurus.
Quijano, A. (2010) America latina: hacia un nuevo sentido historico. En I. Leon (Ed.), Sumak Kawsay/Buen Vivir y cambios civilizatorios (2 ed.). Quito: FEDAEPS.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: