Educar para la alegría

El buen docente

Posted on: 17 noviembre, 2016


 

¿Qué hace al buen profesor, al profesor eficaz?

Depende del profesor, del contexto, de la cultura, de múltiples  variables…

Los buenos profesores tienen en común algunas características, aunque luego cada uno las integre según su personal modo de ser, pues solo faltaba.

  1. Conocer la materia

Puede parecer obvio, los mejores maestros tienen un profundo conocimiento del contenido que enseñan, y si eso no se da en un buen grado, tiene un “impacto significativo” en el aprendizaje de los estudiantes.

  1. La alabanza puede hacer más daño que bien

El tipo equivocado de elogio puede ser perjudicial para los estudiantes, según el informe.

El elogio es para alentar, pero  en realidad puede “transmitir las bajas expectativas de un maestro hacia su alumno”.

Un alumno que recibe simpatía en lugar de reprobación, es más propenso a pensar que lo que había hecho mal habrá sido debido a su falta de capacidad.

  1. Calidad de la Instrucción

La calidad de la enseñanza tiene un gran impacto en el rendimiento de los estudiantes sobre todo de familias más pobres; el saber preguntar y evaluar de manera eficaz están también en el corazón de una gran enseñanza.

Esto implica dar suficiente tiempo a los niños para practicar nuevas habilidades e ir introduciéndolos progresivamente en el aprendizaje.

La definición de lo que sea una enseñanza eficaz no es fácil, el progreso del estudiante es el criterio con el que la calidad del maestro debe ser evaluada.

4. Las creencias de los maestros cuentan

Las razones por las que los maestros hacen ciertas cosas en el aula y lo que esperan lograr tiene un efecto sobre el progreso del estudiante.

Las creencias sobre la naturaleza de las Matemáticas y lo que significa, junto con las ideas de los profesores sobre cómo aprenden los niños y su papel en ese proceso, es un factor importante en su eficacia.

  1. Piensa acerca de las relaciones entre profesores y estudiantes

Las interacciones que tienen los profesores con los estudiantes tienen un gran impacto en el aprendizaje, así como el “clima de la clase”.  Es  importante para crear un ambiente de clase en el que se esté “constantemente exigiendo más”, al tiempo que refuerza la autoestima de los estudiantes.

El éxito de un estudiante debe ser imputado principalmente al esfuerzo en lugar de a la capacidad.
6. Administrar la conducta de los alumnos

La gestión del aula – incluyendo lo bien que un maestro hace uso de las horas de clase, coordina los recursos del aula y gestiona el comportamiento de los estudiantes es  importante.

Cuando el aprendizaje es activo y el espacio del aula se convierte en un espacio de discusión, trabajo en equipo, producción, etc., los problemas de conducta cambian de manera sustancial.

Pretender que los alumnos estén meramente escuchando durante horas cada día es una quimera (además de una pérdida de tiempo).

  1. No hay evidencia de que el agrupamiento funcione

Poner a los estudiantes en grupos en función de su capacidad influye poco en su aprendizaje .A pesar de que el agrupamiento puede, en teoría, permitir que los maestros trabajen a un ritmo que se adapte a todos los alumnos y acomodar el contenido, también puede crear un sentido exagerado, en la mente del profesor, de que en un grupo dado todos los alumnos son iguales. Esto puede dar lugar a que los maestros no se acomoden adecuadamente a las diversas necesidades dentro de un grupo y, en algunos casos, ir demasiado rápido con los grupos de alta capacidad y demasiado lento con los bajos. Me gustaría añadir, por lo señalado, que el problema seguro que no está tanto en el agrupamiento como en lo que hacemos con los alumnos agrupados.

  1. No te preocupes mucho por los estilos de aprendizaje

Un estudio mostró que más del 90% de los profesores piensan que las personas aprenden mejor cuando reciben información en su estilo de aprendizaje preferido. Pero a pesar de la popularidad de este enfoque, la evidencia psicológica muestra que no hay pruebas de que esto funciona en realidad.

  1. El aprendizaje debe ser difícil al principio

Un hallazgo que puede sorprender es que los enfoques que parecen hacer el aprendizaje más difícil al principio pueden, de hecho, conducir a los estudiantes a que retengan más información a largo plazo. Elizabeth Ligon Bjork, profesora de la Universidad de Michigan y Robert Bjork, profesor de la Universidad de California, señalaron que el variar el tipo de tareas que se le piden a los alumnos que hagan, mejora la retención a pesar de que hace que el aprendizaje más difícil al principio.

  1. Construir relaciones con los colegas y los padres

El comportamiento profesional de un profesor, incluyendo el apoyo a colegas y hablar con los padres, también tuvo un impacto moderado sobre el aprendizaje de los estudiantes. El informe dice que no puede haber un vínculo directo con estas prácticas y logros de los estudiantes, pero para abordar una amplia definición de la buena enseñanza deben ser incluidos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: