Educar para la alegría

Las mujeres y la ciencia. El papel de la enseñanza

Posted on: 17 mayo, 2016


11 de mayo de 2016

Lucia Dina Galotti. Santa Rosa, La Pampa, Argentina
IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
¿Cuál fue el papel de las mujeres en la historia de la ciencia? ¿Sólo recientemente tienen una participación activa relevante en la actividad científica? ¿O se trata de una distorsión debida a la forma en que se cuenta la historia? La historia depende de quién y cómo la cuenta. Qué se decide escribir y contar no es inocente ni neutro, sino que se relaciona con una determinada forma de ver el mundo.

Dijo Hypatia de Alejandría “Conserva celosamente el derecho a reflexionar, porque incluso el hecho de pensar erróneamente, es mejor que no pensar en absoluto” Cuando trato de repasar lo que aprendí sobre la ciencia, a lo largo de mi trayecto formativo en la universidad, se hace difícil recordar, entre los personajes principales de la historia de la ciencia, a científicas. Tal vez, en un recorrido mental rápido aparece María Curie.

Me pregunto si el logro de obtener el premio Nobel en dos oportunidades y trabajar junto a su esposo, también un científico reconocido, hace que sea ella la primera en recordar. Sin embargo, también me vienen a la mente Rosalind Franklin, Bárbara McClintock, lo cual creo que se relaciona con mi formación en biología. ¿Es escasa la presencia de científicas en la historia de la ciencia? ¿O han sido relegadas a un segundo plano, y por eso la primera impresión es pensar que no tuvieron un papel relevante? ¿Tiene “sexo” el intelecto? ¿Por qué raras veces las mujeres aparecen como protagonistas?

Si analizamos los hechos históricos con otra perspectiva, diferente de la que nos contaron los manuales escolares, ¿será posible mirarlos de otra manera? Un ejemplo que encuentro sorprendente, descuidado en la educación formal, y popularizado a través del cine, es la historia de Hypatia de Alejandría (370? -416?) Filósofa, cabeza de la escuela neoplatónica de Alejandría, paradigma de la mujer liberada, según cuentan algunos. Es increíble que aunque desde adolescente me interesó la ciencia, supe de ella a través del cine y los medios de comunicación social.

Por ejemplo, ella se registra por primera vez en la literatura europea ¡recién en el siglo XVIII! En 1720, el historiador irlandés John Toland, publica “Hypatia o la historia de una dama de gran belleza, virtud y sabiduría, competente en todo, que fue descuartizada por el clero de Alejandría para satisfacer el orgullo, la envidia y la crueldad del arzobispo a quien se conoce, de manera universal aunque inmerecida, como san Cirilo”. Evidentemente, las mujeres no tuvieron prioridad en los relatos históricos.

Hypatia, era una mujer, matemática, astrónoma y filósofa neoplatónica, entregada al pensamiento y la enseñanza. Cuenta la historia que como era fiel al paganismo, en un momento histórico en el que estaba en auge el catolicismo, fue asesinada a manos de cristianos. Por eso, se la suele presentar como una “mártir de la ciencia”. También se la ha reivindicado como símbolo de la mujer intelectualmente libre. 

Pero ella fue por sobre todo, una gran pensadora de su época, que realizó grandes contribuciones en el campo de la Matemáticas, así como también, de la Astronomía. Hypatia fue una gran investigadora y autora de varios textos de matemática y astronomía, pero este trabajo se perdió, y solo perduran referencias de ellos por parte de otros autores. Su capacidad e inteligencia también quedó plasmada a través de cartas, en las que se narra que también construyó un astrolabio, un hidroscopio y un hidrómetro graduado.

Ella fue una de las primeras científicas de la historia. Sin embargo, a pesar de haber estudiado una carrera científica, solo he sabido de su existencia hace no mucho tiempo. En realidad, fue ya como profesional que amplié mi propia mirada sobre el lugar de la mujer en la ciencia. Esta forma de mostrar la historia de la ciencia, minimizando el papel y los aportes de las mujeres, da cuenta cómo, de manera sutil e implícita, se discrimina y se generan prejuicios sobre la capacidad de las mujeres para desarrollar esta tarea, lo cual incide en la representación social acerca de quienes hacen ciencia, y son capaces de hacerlo.

Esta forma encubierta de discriminación suele pasar desapercibida, pero incide ampliamente en la confianza para asignar funciones de responsabilidad y decisión. Entonces, no basta con promover la participación de la mujer en el ámbito científico, si aún persisten las creencias tradicionales y los estereotipos en el seno de la comunidad científica, en la sociedad, y por lo tanto, también en el ámbito de la escuela.

¿Qué se puede hacer desde el ámbito educativo? En primer lugar, considero fundamental trabajar sobre las representaciones y creencias de los propios docentes, quienes son parte de la cosmovisión compartida socialmente, producto de sus propios recorridos educativos a lo largo de su formación, incluso la universitaria o terciaria, los libros que leyeron o la interacción con los medios masivos de comunicación. El reconocimiento de lo que pasa, constituye el inicio para avanzar en modificar este imaginario colectivo, en relación con la capacidad de las mujeres en torno a la producción del conocimiento.

Desde este marco, intentaré esbozar algunas propuestas para trabajar en el aula, tanto en el nivel secundario como en las carreras de formación docente que involucran enseñar ciencias. Para iniciar la reflexión se puede proponer una indagación sobre científicas y sus aportes a la ciencia. Asimismo, se podrá favorecer una reflexión similar en relación con los conceptos y formas de construcción del conocimiento que se abordan en las diferentes instancias del currículo, que involucran investigadoras. En estos casos, es central favorecer una mirada crítica en torno al lugar de las mujeres en un mundo científico de hombres.

Asimismo, los recursos como las narraciones escritas para analizar en clase, documentales, publicidades o películas, que muestren el lugar de la mujer en el ámbito científico, son algunas de las posibles vías de abordaje. Incluso se pueden organizar debates argumentando a favor o en contra de una determinada postura, lo cual va a requerir realizar previamente una investigación bibliográfica. Otra estrategia posible es la teatralización de los casos y situaciones analizadas previamente.

En el mismo sentido, además de la historia de la ciencia, se podrá problematizar el lugar de la mujer en la ciencia actual, a través del análisis y reflexión sobre casos del presente. Una estrategia posible es proponer a los alumnos la elaboración de entrevistas, o encuestas, a mujeres científicas del contexto próximo de los estudiantes. Si ello no es factible, o resulta complejo, se pueden buscar testimonios o entrevistas en los medios de comunicación.

El papel de la mujer en la sociedad en el siglo XXI se modificó radicalmente. Basta ver gráficas publicitarias de mediados del siglo XX, que muestran a la mujer madre y ama de casa, para tomar dimensión del cambio. Hoy, el antes llamado “sexo débil”, se ha incorporado a diversos ámbitos del mercado de trabajo que eran propiedad exclusiva de los hombres, modificando la dinámica familiar. Sin embargo persisten sutiles formas de discriminación en el ámbito científico, relacionadas con los modelos, representaciones y creencias tradicionales.

De ahí la importancia de nuestro papel como profesores de ciencias, para planificar intervenciones y dispositivos que permitan problematizar lo naturalizado, lo que se da como obvio: mitos, estereotipos y modos de ver qué guían las acciones y modos de actuar, que se fueron construyendo en interacción con la cultura de una época. En ella influyen factores como las creencias y modos de funcionar de la propia comunidad científica, la familia, el ámbito educativo, y la sociedad toda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: