Educar para la alegría

El aprendizaje de la lectura

Posted on: 26 septiembre, 2014


Los niños están ávidos de libros bien pensados, inteligentes y desafiantes. Disfrutan de

sus colores, ilustraciones y contenidos. Libros que puedan llevar consigo. Los libros son compañeros silenciosos que pueden llevar consigo, de un lado al otro y leerlos en cualquier momento y lugar.

Las primeras experiencias tienen mucha importancia para conformar el imaginario personal  lo que permite decir , que una temprana y placentera aproximación al libro   tendrá efectos positivos y duraderos. Los libros pueden estar en las manos de los niños mucho antes de que sean lectores autónomos.

Los padres nos preguntan: ¿Cómo se estimula para la lectura?

Es necesario reconocer que todas las acciones referidas a consolidar comportamientos lectores deben concebirse a largo plazo. Si bien cada niño tiene sus necesidades particulares y  también sus condiciones  ambientales, hay situaciones que son favorecedoras y estimulantes en general :

* Tener libros y lectores a su alrededor. Los primeros lectores se forman en las familias, cuando hay libros y lectores a su alrededor, se forman desde que nacen según sea el vínculo que la familia  tenga con los  libros. Nada puede reemplazar a una primera relación amistosa, cuerpo a cuerpo, con la letra impresa materializada en un libro.

* “Sus propios libros”, su propia pequeña biblioteca iniciada desde el primer año de vida,  brinda la posibilidad  de conocer, antes de saber leer, el placer de la lectura. Los libros se tocan, se huelen, se miran,  escuchan.
* El afecto, un ambiente acogedor, escuchar  historias  que surgen mágicamente de las letras de un libro. Narraciones y lecturas de  cuentos  hechas  por voces de personas familiares y queridas.

* Repetir la misma historia , aunque el adulto y el niño la sepan de memoria. La fascinación de la repetición muestra que la escritura fija las palabras de tal manera que no se desorganizan ni se confunden.  El ritual de leer  se ejecuta, una y otra vez, con el implacable rigor de la sucesión de las letras, los párrafos y las páginas.

Tal vez estas sugerencias no garanticen un lector consecuente a lo largo de la vida, pero  el libro estará  ubicado  junto con los más preciados recuerdos de la época en que todo es descubrimiento y asombro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: