Educar para la alegría

Trabajo en equipo

Posted on: 25 septiembre, 2014


La importancia de trabajar con los demás.

(Desde la perspectiva de Jean Piaget)

Cada decisión metodológica que los docentes toman, se apoya en referentes teóricos que la sustentan. Incide también  la intuición de oportunidad para cada caso y la experiencia que cada uno tenga de los beneficios que brinda.

La sociedad de hoy, reclama el ejercicio y la preparación para trabajar en equipos.

Nos preguntamos: ¿ Por qué trabajar en equipo ? ¿ Por qué proponer a nuestros alumnos que trabajen en equipo.

Comparto con ustedes reflexiones a partir de la lectura de Jean Piaget  en su obra “De la Pedagogía”.

La obra de Jean Piaget fue multifacética. Si bien trabajó desde la Psicología, los aportes de sus observaciones y conclusiones han sido y son vigentes para la Pedagogía y  para quienes comulgan que la Educación es una búsqueda permanente de soluciones de problemas que permitan al hombre vivir feliz, en armonía, en equilibrio cognitivo.

La pregunta que orientó e inspiró su obra fue:¿ Cómo nos adaptamos a los cambios?

Vivimos en un mundo donde los cambios son permanentes y se dan vertiginosamente,

por ese motivo, es interesante y entendemos oportuno, repensar cómo nos adaptamos a los cambios, qué herramientas son las más eficientes para participar activamente en esos cambios o al menos para conocerlos y comprenderlos y así poder actuar.

Partimos de una hipótesis, “el hombre necesita a los demás” para vivir, para compartir sus emociones, para resolver sus necesidades. El hombre es un ser social. Jean Piaget describe cómo vive el mundo el niño en sus primeras etapas de vida. Los niños son egocéntricos, tienden a creer que son el centro del mundo y a considerar sólo su punto de vista como si fuera el único posible,  creen que todos deben pensar como ellos. Será necesario enseñarles que el punto de vista propio no es el único posible. Mientras se razona desde el punto de vista egocéntrico hay relaciones intelectuales que no se pueden comprender, hay operaciones intelectuales que no se llegan a realizar. El desarrollo social del niño, lo lleva a liberarse progresivamente de su egocentrismo. Sólo cuando logra salir de “su punto de vista”, el niño puede comprender las operaciones intelectuales esenciales.

El prototipo intelectual que el niño asigna a los adultos, hace que crea con  docilidad  todo lo que emana de ellos. El niño se socializa con sus pares, en la medida que se socializa desde el punto de vista intelectual alcanza el espíritu crítico o la reflexión y, desde el punto de vista moral,  el sentimiento de los matices y de las intenciones en oposición a la simple obediencia.  Liberarse de las coacciones sociales- permite pensar pero no permite elaborar un pensamiento con autonomía.  Desaparece la coacción en beneficio de la cooperación y el respeto se vuelve mutuo.

El fin de la educación es formar personas con autonomía.( Autonomía- libertad nacida de la cooperación. Sumisión del individuo a una regla que él mismo escoge.) El compromiso educativo radica en acompañar el desarrollo del niño, para favorecer el tránsito desde el egocentrismo a la cooperación.

Si se aprende haciendo, si se aprende haciendo con los demás, será necesario identificar  herramientas eficientes para generar procesos de enseñar y procesos de aprendizaje y ejercitación. De la lectura de Piaget se desprende que “el trabajo en equipo” es una herramienta de la metodología activa, participativa.

El método de trabajo en equipo, tiene en cuenta que el niño por sí, tiende a la vida colectiva y al trabajo en común. El niño es un ser activo, la recepción pasiva supone el aislamiento intelectual de los alumnos. La investigación entraña  colaboración y el intercambio y ayuda mutuos. El espíritu de cooperación se introduce naturalmente en el juego y en la escuela, más allá de la relación con el maestro o profesor, con los otros compañeros. Los métodos activos insisten en la relación de los niños entre ellos, el trabajo en grupo, la investigación en común, el autogobierno, implican la cooperación en todos los ámbitos intelectuales y morales.La cooperación lleva a una crítica mutua y objetividad progresiva.

El dominio de la lógica como el de la acción, la vida en común y la solidaridad de los individuos, impone una serie de obligaciones específicas muy distintas de las que resultan de la simple autoridad. El período más favorable para la práctica del autogobierno, la cooperación alcanza un pleno desarrollo y una obediencia refinada a las reglas derivadas del respeto mutuo a partir de los 11-13 años.

VALOR DEL  TRABAJO EN EQUIPO  PARA JEAN PIAGET.

Se piensa en función de una realidad común.

Se piensa en función de todos y no sólo de sí mismo.

Se ejercita el hábito de ubicarse en el punto de vista de los otros.

Es una fuente de reglas para el pensamiento.

Organización

Iniciativa y disciplina

El trabajo en equipo desarrolla la independencia intelectual de sus miembros.

Se da intercambios y discusiones, control mutuo y reciprocidad.

Discusión y verificación. Gozan del beneficio de la crítica mutua y del aprendizaje.

Invención y verificación.

Equilibrio entre el trabajo personal y el control mutuo.

Esfuerzo personal

Ayuda mutua

Los débiles y perezosos se ven estimulados e incluso obligados por el grupo.

Los fuertes aprenden a explicar y dirigir.

Sentido de libertad y responsabilidad

Formación de ciudadanos libres y espíritu democrático.

La cooperación es verdaderamente creadora, constituye la condición indispensable para la adquisición plena de la razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: