Educar para la alegría

Archive for octubre 2013

La sociedad ha sufrido una evolución en los últimos tiempos que ha repercutido de forma directa en la familia y la escuela. Tanto es así que uno de los temas más destacados respecto a la educación en estos días es la colaboración entre ambas.

El papel de la familia ha ido evolucionando con la incorporación de la mujer al mundo laboral y con otros cambios de diversa índole. La familia ha dejado de tener la exclusividad en la formación de los hijos, la institución educativa, los medios de comunicación, las TICS influyen en los valores, las conductas, los modos de pensar y actuar de los niños y jóvenes.

Estos cambios son rápidos y profundos. Los escenarios son cada vez más complejos, todo lo cual convoca a una tener una nueva visión educadora de la familia y la escuela.

La familia

La familia necesita reflexionar sobre sus pautas educativas y asumir su rol fundamental en la primera formación de los hijos. Todo repercute en la forma de hacer y pensar del niño lo que puede favorecer u obstaculizar el buen desempeño, tanto en el ámbito familiar, en la institución educativa o en cualquier contexto en que se mueva.
Incide también en el interés, motivación, seguridad de sí mismo, éxitos y fracasos, autonomía, relacionamiento con los aprendizajes, personas de su edad o adultos.

Los padres instalan los modelos de relaciones interpersonales en la intimidad del hogar desde las edades más tempranas. En una familia todos educan y son educados.

La participación de los padres en la vida escolar tiene repercusiones como:

• mayor autoestima de los niños.
• mejor rendimiento escolar.
• mejores relaciones entre padres e hijos.
• mejor vínculo con la institución educativa.

La escuela

• Fomenta la participación de la familia.
• Coopera con los padres.
• Acompaña durante el tránsito institucional.

La educación no se puede fragmentar.Familia y escuela son complementarias en el proceso educativo, por ello la educación no tendrá éxito si no hay coherencia y comunicación entre los dos ámbitos

En el Colegio Jean Piaget:
• Estamos comprometidos con el trabajo de la relación familia-escuela.
• Buscamos y valoramos la participación de la familia en la escuela.
• Buscamos consolidar un vínculo de confianza y afecto, a través de diálogos, entrevistas, reuniones, talleres, actividades compartidas.
• Unificamos esfuerzos para superar las dificultades.

Consideramos necesario vincular las experiencias personales del alumno con aquellas que recoge en el entorno escolar, a través de aspectos que la sociedad considera relevantes y que requieren de una respuesta educativa.

Estos temas son trabajados desde las edades más tempranas hasta Secundaria y son convergentes en un modelo de educación integral centrada en los valores. Nos proponemos fortalecer los aspectos éticos del alumno.

Estas nuevas temáticas no son contempladas en exclusividad por una disciplina específica, sino que se relacionan con muchas de ellas, brindan la oportunidad de entender las relaciones entre el conocimiento disciplinar tradicional y los problemas de índole ambiental. Se va más allá de un añadido de temas ambientales a los contenidos ya existentes, en pos de una integración al sistema .

El desarrollo de la Educación Ambiental requiere tener en cuenta aspectos científicos, tecnológicos y éticos. Los dos primeros son básicos para comprender los fenómenos y elaborar soluciones para los mismos, mientras que el restante permite llevar a cabo una gestión ambiental adecuada, aunque se carezca del conocimiento de todas las relaciones causa-efecto generadas. De esta manera, cobran relevancia valores como equidad, cooperación, solidaridad, responsabilidad en la utilización de recursos, respecto por la diversidad, entre otros.

Nuestro programa de Educación Ambiental integra diversos proyectos orientados a temas puntuales referidos a la actualidad, de interés o preocupación de nuestros alumnos en los que ellos puedan ser activos participantes, comprometidos en “hacer”
individualmente o con los demás. Procedimientos a seguir con los residuos, uso del agua, higiene personal y ambiental, conservación correcta de los espacios que usan, pautas de convivencia y respeto con los otros y la naturaleza y los seres que la integran, serán trabajados durante todo el proceso educativo.

La Educación Ambiental implica relacionar el proceso educativo con la comunidad, involucrar a las vecinos, profesionales de empresas cercanas, y a todos los demás actores sociales en la tarea educativo, otorgándoles un lugar como formadores.

Es un medio para concientizar a la comunidad de que la protección del entorno es un aspecto fundamental para la superviviencia del ser humano. En este sentido, está más que comprobado que los niños y jóvenes han dejado de ser objetos pasivos, para transformarse en agentes persuasivos sobre los adultos.

En ello confiamos, con ellos trabajamos.

Se habla mucho de los jóvenes, sus dificultades y necesidades.
Se escucha poco a los jóvenes para conocer de fuente directa cómo piensan, qué sienten.

Nos importa saber cómo nos ven a quienes de una forma u otra somos sus modelos y estamos con ellos con la misión: de educarlos.

Las preguntas son sencillas y su valor está en quien las responde.

¿Qué esperan?
¿Qué necesitan?
¿Cómo les gustaría?

Las respuestas son datos de una investigación realizada a jóvenes liceales de instituciones públicas y privadas de la ciudad de Montevideo y del interior del país.

*Esperan que las clases sean interesantes, entretenidas.

*Que el docente tenga sentido del humor.

*Les gusta hablar que los escuchen, desean opinar, discrepar y poder debatir.

*Saben que para aprender no siempre se sigue el camino más fácil.

*Prefieren la “materia” trabajada con afecto y pasión.

*Estudian cuando no le pueden fallar al “profe”.

*Cuando algo les interesa, lo siguen hasta el final.

*Se sienten bien cuando los llaman por el nombre y les preguntan temas personales.

*Los condimentos para la clase que “está de más “ son la complicidad y el interés.

*Desean que los llamen por el nombre y no por el apellido

*No aceptan la imposición desde la autoridad.

*Tienen su propio tiempo.

*Están muy preocupados por sus propios cambios personales.

* “Justo tienen que estudiar cuando cumplen sus 12 ó 13 ó15 años”.

*Les preocupa más su viaje, salida con amigos, el partido de fútbol, chatear con amigos, estar con sus redes sociales… que el escrito del viernes.

Datos de Investigación realizada por equipo multidisciplinario de la Clinica Prego.
Autores: Ps. Vida Maberino de Prego, Maestra Esp. Martha Sacchi, Ps. Virginia Brignoni, Ps. Graciela Montano, Mag. Zózima González, Dr. Claudio Castro.

Jugar es transformar la nada en algo…
permite descubrir que los colores tengan olores,
que se pueda pintar con las palabras.

Jugar hace posible encontrar mariposas en papeles desteñidos
y construir camino de brillo con las piedras.
Permite volar sin tener alas y cambiar de lugar lo que está
quieto, encontrar en lo olvidado, un presente de ilusión y de
esperanza.

En los niños se da esa magia, cada vez que se les brinda la oportunidad
de hacerlo.
Ellos juegan naturalmente.
Construyen un mundo a su medida, sin espacios y sin tiempos, sin apuros ni
atropellos, sin pautas ni reglamentos, crean,….crecen.

Un trozo de madera es el barco que les sirve para navegar en la bañera o el
estanque, un torneado de papel es el avión que vio pasar desde su ventana,
la ramita de junco es ahora el palillo de tambor que le faltaba.

Las tapas de las ollas son platillos y los zapatos de mamá completan ese disfraz
que le encanta.

Las cajas de cartón son carros, sombreros, escondites….murallas.
Las piedras son caramelos y los bolsillos son millonarios de pedazos de papel
que cortó con sus deditos.

El juguete es el amigo, compañero inseparable que le da lo que le falta y conoce
sus secretos.

El juguete es compromiso, desafío. El niño que juega será un hombre
inteligente, porque jugando construye inventa situaciones nuevas,
aprende, descubre, se informa, estimula su actividad y destreza intelectual,
se socializa en la cooperación y el intercambio de experiencias,
y fomenta una actitud positiva y adecuada para entretenerse y ocupar el tiempo
libre.

A menudo se oculta un sentido sublime en un juego de niño. El fracaso de un
intento genera nuevas fuerzas y despierta un juego nuevo.

Tomemos los adultos ese ejemplo, imitemos a los niños en su empeño,
Renovemos cada día los propósitos siguiendo el mandato de nuestras
esperanzas y nuestros sueños.

González,Z.(1993) “Donde yo vivo” Guía del Uruguay Relatada por Niños
Ed. EL PLATA S.A .Montevideo.

El hombre busca la felicidad y esta búsqueda se da durante toda la vida.

Alegría: “Estado de placer, de armonía, de equilibrio, de orden.”

El niño es feliz jugando, reconocemos su derecho a jugar y lo hacemos en un clima afecto.

Las propuestas se presentan como un juego al que se integran los niños con interés, curiosidad, asombro…

El niño aprende jugando, cantando, divirtiéndose.

Se instala así un vínculo positivo con la situación de aprendizaje que fortalece los vínculos que el niño tendrá que ir construyendo durante toda la vida.

Cada niño tiene su ritmo, sus intereses, sus necesidades. Cada niño es diferente a todos los demás.

Lo importante es que todos los niños tengan la posibilidad de participar de las experiencias.

Si bien tenemos un programa oficial de Educación Inicial que describe diferentes disciplinas del conocimiento, respetamos la etapa del pensamiento del niño que globaliza e integra la realidad como un “todo” a través de la observación, la experiencia, las diversas actividades

Nuestra acción pedagógica reconoce ese carácter de totalidad tal como es vivido por los niños en la construcción de sus conocimientos.

Los materiales que seleccionamos son conocidos por el niño y además utilizamos materiales de la vida cotidiana, de descarte, lo que ya no se usa, para que pueda explorar sin temores, experimentar, romper, descubrir, jugando.
(Lanas, cajas, hilos, metales, maderas, envases de plástico, telas, nylon, entre otros.)

También ponemos a disposición del niño: los juguetes que ofrece el mercado infantil.

Los niños se mueven en diversos espacios ambientados e implementados especialmente para que desarrollen sus actividades .

El espacio para jugar con arena, agua , barro, permite manipular esos materiales que le dan placer porque disfruta con ellos jugando.

En el jardín, con árboles, plantas, hamacas y juegos el niño disfruta plenamente realizando actividades al aire libre.

Todos los espacios del Jardín están preparados para el desempeño del niño con la máxima seguridad.

El personal está entrenado y atento para complacerlo y acompañarlo.

El método de trabajo en equipo, viene siendo desarrollado desde 1900.
Tiene en cuenta que el niño por sí, tiende a la vida colectiva y al trabajo en común. El niño es un ser activo, la recepción pasiva supone el aislamiento intelectual de los alumnos. La investigación entraña colaboración y el intercambio y ayuda mutuos.

El espíritu de cooperación se introduce naturalmente en el juego y en la escuela,
más allá de la relación con el maestro o profesor ,con los otros compañeros.

Los métodos activos insisten en la relación de los niños entre ellos, el trabajo en grupo, la investigación en común, el autogobierno, implican la cooperación en todos los ámbitos intelectuales y morales .

La cooperación lleva a una crítica mutua y objetividad progresiva.
El dominio de la lógica como el de la acción , la vida en común y la solidaridad de los individuos, impone una serie de obligaciones específicas muy distintas de las que resultan de la simple autoridad.

11 a 13 años – período más favorable para la práctica del autogobierno, la cooperación alcanza un pleno desarrollo y una obediencia refinada a las reglas derivadas del respeto mutuo.

Se piensa en función de todos y no sólo de sí mismo.
Se piensa en función de una realidad común.
Se ejercita el hábito de ubicarse en el punto de vista de los otros.
Es una fuente de reglas para el pensamiento.
La cooperación es verdaderamente creadora, constituye la condición indispensable para la adquisición plena de la razón.
El trabajo en equipo desarrolla la independencia intelectual de sus miembros.
Se da intercambios y discusiones, control mutuo y reciprocidad.
Invención y verificación.
Equilibrio entre el trabajo personal y el control mutuo.
Iniciativa y disciplina
Esfuerzo personal
Ayuda mutua
Supone organización
Los débiles y perezosos se ven estimulados e incluso obligados por el grupo.
Los fuertes aprenden a explicar y dirigir.
Gozan del beneficio de la crítica mutua y del aprendizaje.
Discusión y verificación
Sentido de libertad y responsabilidad
Formación de ciudadanos libres y espíritu democrático.