Educar para la alegría

Estimulación del lenguaje

Posted on: 24 abril, 2011


El lenguaje es el instrumento más importante de que dispone el hombre para comunicarse con sus semejantes. Constituye una de las manifestaciones esenciales de la vida psíquica del hombre y es, además, una propiedad distintiva del ser humano en relación con el resto de los seres vivos.

 La oralidad construye lazos afectivos entre los alumnos, sus maestros y el resto de compañeros;

dota al aprendizaje de un carácter lúdico, fomenta la creatividad en el niño, le da la confianza necesaria para expresarse dentro de un grupo y lo familiariza con el lenguaje de modo que éste pasa a ser algo completamente “amigable” a la hora de aprender el código escrito e incursionar en sus varios niveles de comprensión.

Es deseable que esa estimulación que recibe en el ámbito familiar pueda continuar, con consistencia y congruencia, en las instituciones educativas y que, de la mano de los docentes y profesionales de la oralidad artística y escénica, cuente con esa estimulación para continuar su proceso de aprendizaje. La oralidad es el camino natural a la lectura.

Compartir desde la oralidad y, paulatinamente también desde la lectura, las tradiciones orales y las tradiciones memorísticas de los pueblos, narrar mitos y leyendas, cuentos populares comunitarios y cuentos populares maravillosos ; cuentos de nunca acabar.

 Las narraciones orales se actualizan  permanentemente, de acuerdo con los distintos contextos específicos en que se desarrollan: día, lugar, participación de ciertos miembros, etc., es decir, aun cuando es una cultura sustentada en la conservación de pilares culturales significativos, la característica de cultura oral le proporciona a la vez la capacidad de movilizar discursos nuevos .

 Es muy importante destacar que una marcada diferencia en oralidad de un niño puede producir desde muy temprana edad, en la clase, una marginación inicial que puede no llegar a ser superada en años subsiguientes Un maestro debe detectar esta falta de oralidad y tratar de corregirla, aunque debemos reconocer que esta labor no es nada fácil.

La familia y la escuela han dejado de ser los factores exclusivos del aprendizaje lingüístico de los niños. La televisión ha venido a ser un factor cada vez más determinante, con sus componentes publicitarios, los dibujos animados, el sarcasmo en la comedia, los estereotipos en las novelas, las transmisiones deportivas, los noticieros, la farándula, que irrumpen en la vida de los niños y unifican su lenguaje al volverlos televidentes del “lenguaje transmitido”.

 En lo que respecta a la oralidad, debe ser trabajada en todos los niveles del sistema educativo, desde el inicial al superior. Como se sabe, ninguna sociedad accede a las escritura sin la oralidad. Trabajar y comprender los problemas de la oralidad primaria nos posibilita estudiar mejor las dificultades de la lengua escrita.

La adquisición de la lengua escrita es imprescindible para que se vean ampliadas las posibilidades de entender e intervenir en la realidad.

“…enseñar a escribir en los años preescolares impone necesariamente que lo escrito sea relevante a la vida… que las letras se tornen elementos de vida para los niños, de la misma manera como, por ejemplo, el habla. De la misma forma que los niños aprenden a hablar, ellos pueden muy bien aprender a leer y escribir”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: